Filosofía

Miro hacia atrás, hasta llegar a aquella época de adolescente en la que comencé a trabajar en Walmer con mi padre, para conectar los principales puntos que hicieron al crecimiento de ésta empresa y advierto que siempre los puedo relacionar con la gente que nos ha acompañado. Porque a lo largo de éstos primeros cincuenta años, hemos tenido la suerte de estar acompañados por gente que nos ha ayudado a adelantarnos a los acontecimientos, a anticiparnos a los cambios y a los problemas y a detectar oportunidades. Gente inconformista, innovadora, creativa y decidida a ir para adelante. Con quienes hemos luchado desesperadamente y con enorme persistencia por alcanzar objetivos. Hemos soñado juntos con obtener resultados, pero sólo nos hemos alegrado cuando los obtuvimos. Gente brillante, que ha utilizado su creatividad, su inteligencia, su espíritu combativo, su coraje y su aliento para sortear enormes dificultades y obstáculos que superamos cada día en defensa de nuestros compromisos y convicciones. Gente entusiasta para la empresa y para su grupo de trabajo que ofrece sugerencias y propuestas permanentemente, que contagia su espíritu positivo al grupo para alcanzar sus propósitos.